Categorías de altcoin: tokens de utilidad, tokens de seguridad y otros

La diversidad de altcoins permite a los distintos actores adaptarse a sus propias necesidades y objetivos.

Las altcoins se dividen en dos categorías principales: tokens de utilidad y tokens de seguridad.

Estas categorías pueden clasificarse a su vez según su uso, propósito y función.

Fichas de utilidad

Los tokens de utilidad son altcoins que pueden utilizarse dentro de una plataforma blockchain específica.

Estos tokens suelen ser necesarios para acceder o utilizar un servicio o producto.

El ejemplo más conocido es el token Ether (ETH) de la plataforma Ethereum, llamado "gas", necesario para ejecutar transacciones y contratos inteligentes en la red Ethereum.

Fichas de seguridad

Los tokens de seguridad son activos digitales que representan determinados derechos financieros, como la propiedad, el capital, las acciones, los derechos de voto o los derechos de renta.

Estos tokens suelen representar el valor de un negocio o proyecto y pueden generar ingresos o rendimientos de inversión para sus propietarios.

Además, existen otros tipos de altcoins, como las stablecoins, cuyo valor está vinculado a otro activo, como el dólar estadounidense o el oro, para estabilizar su valor; y las privacy coins, que se centran más en el anonimato y la seguridad de las transacciones.

Entender las diferentes categorías de altcoins puede ayudarnos a comprender mejor la diversidad del mundo de las criptodivisas y a ayudar a los inversores, desarrolladores y usuarios a encontrar las criptodivisas que mejor se adapten a ellos.

Fichas de gobernanza

Los tokens de gobernanza, o tokens de gobierno, otorgan a sus poseedores derechos de voto en un sistema de organizaciones descentralizadas (DAO).

Estos tokens permiten la toma de decisiones por parte de la comunidad, donde los titulares de los tokens pueden votar sobre cambios en el sistema y así influir directamente en el funcionamiento de la plataforma.

Fichas DeFi

Los tokens de DeFi, o sistemas financieros descentralizados, suelen tener derechos de uso y gestión.

Estos tokens son el núcleo de muchos servicios financieros nuevos, como los préstamos descentralizados, los intercambios y las garantías.

NFT (fichas no fungibles)

Los NFT representan activos digitales únicos en la cadena de bloques.

Mientras que las criptomonedas tradicionales, como el bitcoin, son intercambiables (es decir, "fungibles"), los NFT contienen información única que no puede copiarse ni sustituirse.

Suelen utilizarse para vender arte, música u otros contenidos digitales.

Yield Farming o tokens de minería de liquidez

Estos tokens se utilizan en protocolos DeFi, en los que los usuarios depositan activos en pools de liquidez basados en blockchain y reciben nuevos tokens como recompensa.

Estos tokens suelen tener derechos de uso, generación de ingresos y voto.

Es importante señalar que los diferentes tipos de tokens operan en diferentes marcos legales y regulatorios en todo el mundo, y los inversores necesitan tener un conocimiento profundo de las características y riesgos de los diferentes tipos de tokens.