Comprar con criptomonedas: cómo y dónde pagar

El uso de criptomonedas para las compras se está generalizando a medida que las empresas y los comerciantes reconocen cada vez más las ventajas que ofrecen las criptomonedas.

Aunque el uso de criptodivisas para las compras no está tan extendido como el de las divisas tradicionales, existen muchas formas de hacerlo y el número de opciones es cada vez mayor.

Las compras con criptodivisas pueden realizarse de las siguientes maneras

Compra directa

Algunos comerciantes y negocios aceptan criptodivisas directamente. Suelen ser empresas tecnológicamente avanzadas, como minoristas en línea, desarrolladores de software o fabricantes de juegos.

El proceso de pago es similar al del envío de criptodivisas: el comprador debe introducir la clave pública (dirección) del comerciante en su monedero, establecer la cantidad que desea pagar y confirmar la transacción con su clave privada.

Tarjetas de débito basadas en criptomonedas

Algunos proveedores, como Crypto.com o BitPay, ofrecen tarjetas de débito especiales que permiten a los usuarios utilizar sus criptodivisas directamente, de forma similar a las divisas tradicionales.

Estas tarjetas suelen estar vinculadas a un monedero digital en el que los usuarios pueden almacenar criptomonedas.

Cuando los usuarios utilizan la tarjeta, el proveedor convierte automáticamente la criptomoneda en la moneda local.

Mercados en línea

Muchos mercados en línea, como district0x, se dedican específicamente a las compras de criptodivisas. Estas plataformas conectan a compradores y vendedores y permiten el intercambio directo de bienes y servicios por criptodivisas.

En cuanto a los lugares específicos en los que se pueden comprar criptodivisas, éstos incluyen comerciantes en línea, empresas tecnológicas, hoteles y restaurantes, e incluso algunas organizaciones sin ánimo de lucro.

Sin embargo, cabe señalar que, aunque algunas grandes empresas, como Overstock.com y Tesla, aceptan criptodivisas, la mayoría de las pequeñas empresas no lo hacen.

La prevalencia de los pagos con criptodivisas depende en gran medida de la ubicación y la industria.

Comprar con criptodivisas es cada vez más común, pero todavía menos habitual que utilizar divisas tradicionales. A medida que la tecnología se desarrolla y las criptodivisas se aceptan más ampliamente, se espera que haya cada vez más oportunidades de comprar con criptodivisas.