Comprender los mercados de criptomonedas: mercados al contado, de futuros y de opciones

Los mercados de criptodivisas son muy diversos y ofrecen muchos tipos diferentes de productos y servicios.

A continuación se analizan los tres tipos principales de mercados de criptomonedas: los mercados al contado, los mercados de futuros y los mercados de opciones.

Los mercados al contado son los más sencillos, implican la compra y venta en el acto.

En una transacción al contado, la entrega de la criptomoneda y la recepción del dinero tienen lugar instantáneamente, "in situ". El precio es el precio de mercado, que es el resultado de la oferta y la demanda. Es la fluctuación del precio lo que da a los operadores la oportunidad de especular.

Las transacciones al contado pueden realizarse en bolsas de criptodivisas como Binance o Coinbase.

En los mercados de futuros, los operadores celebran contratos para comprar o vender criptodivisas en el futuro.

El contrato especifica el precio y el momento de la transacción. El comercio de futuros permite a los operadores beneficiarse tanto de la subida como de la bajada del precio de una criptomoneda sin poseer la criptomoneda real.

Los mercados de futuros también se utilizan a menudo con fines de cobertura para minimizar el riesgo de los movimientos del precio de la criptodivisa.

En los mercados de opciones, los operadores suscriben contratos que les dan el derecho (pero no la obligación) de comprar o vender una criptomoneda a un precio determinado en una fecha futura concreta.

Las opciones permiten a los operadores especular con los movimientos del mercado limitando sus pérdidas potenciales al precio de compra de la opción (prima). Las operaciones con opciones se utilizan a menudo para anticiparse a los movimientos importantes del precio de una criptomoneda.

Entender estos mercados es esencial para tener éxito en el comercio de criptodivisas, ya que cada uno tiene sus propios beneficios y riesgos.

Los operadores deben comprender el tipo de operaciones que desean realizar y el nivel de riesgo que están dispuestos a asumir. A continuación, podrá elegir los mercados e instrumentos adecuados que se adapten a su propia estrategia y objetivos de negociación.